La casa de los Isunza

GUI 2º-062.1(2) Casa en la actual zona del barrio de Arana, setiembre 1942. Autor, E.Guinea. AMVG

Enrique Guinea/Archivo Municipal de Vitoria Gasteiz

 

Arana (lugar donde estaba el merendero)

En el Libro de Álava de Ricardo Becerro y de Bengoa, escrito en 1877, podemos leer: “al pie de la altura está el barrio de Arana, formado por cuatro o cinco casas de labradores y por medio del cual pasa la carretera de Navarra. Este barrio regado por un arroyo tiene un extenso campo lleno de arbolado y con una antigua casita de recreo.

La antigua casa de recreo citada por Becerro y de Bengoa es la que figura en la fotografía realizada por Enrique Guinea. Tenía un escudo perteneciente a la familia Isunza, una de cuyas ramas se estableció en Vitoria, proveniente de Bérriz. Según relata también Becerro Bengoa en su trabajo Vitoria a principios de siglo (se refiere al XIX) esta familia tuvo su casa solar en el lugar donde a principios del siglo XIX edificó Manuel Echanove la suya en la calle Santa María. La casa de recreo, ubicada en un extremo del campo de Arana, duró hasta el año 1973, y estaba situada nada más rebasar la rotonda existente al final de la calle León en su cruce con la de Andalucía. Adosada a ella había un merendero, disponiendo de bolera y bancos de piedra.

Antiguamente, era típico en época de Cuaresma acudir al campo de Arana a jugar al “calderón”. Esta palabra figura en el Diccionario de la Real Academia desde su edición de 1925 como voz alavesa estando definida así: “Juego de muchachos parecido al de la tala”. Se juega con un palo pequeño con los extremos en punta llamado, según los sitios, chata, pilocho, gambocho, etc., y otra estaca mayor llamada “calderón” con la que, de un hábil golpe, se eleva el palillo para, una vez en el aire, volverlo a golpear, enviándolo lo más lejos posible, tratando el contrincante de recogerlo antes de que caiga al suelo, para luego tratar de pasarlo bajo una especie de puente hecho por el “calderón” colocado sobre dos piedras. La animación en el campo era grande, estableciéndose puestos de venta de frutas, golosinas, churros, etc. En la década de los treinta desapareció la costumbre que los mayores recordaban con nostalgia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: